MANUFACTURA ADITIVA POR ROCIADO EN FRÍO

Tecnología

La Manufactura Aditiva por Rociado en Frío (CSAM por sus siglas en inglés) es un proceso de baja temperatura que utiliza velocidades supersónicas para depositar polvos metálicos sin fusión. Utilizando automatización de última generación, piezas sólidas tridimensionales pueden imprimirse en minutos en un ambiente común de aire atmosférico. La tecnología de Rociado en Frío se ha usado en recubrimientos metálicos y en reparaciones por más de 30 años.

Metales Utilizados Actualmente

Cobre puro

Imprima piezas de cobre puro en aire atmosférico, en minutos, sin preocuparse por el punto de fusión o las dificultades asociadas con la reflectividad y la conductividad térmica. Obtén excelentes propiedades eléctricas (90% IACS) y térmicas junto con propiedades mecánicas comparables al material fundido o forjado después del tratamiento térmico adecuado. Aprovecha las propiedades antimicrobianas y antivirales del cobre puro.

Aluminio 6061

Esta aleación ampliamente utilizada se puede imprimir rápidamente y a un precio competitivo para aplicaciones en diversas industrias como la marina, automotriz, aeroespacial y defensa nacional.

Próximamente

  • Acero Inoxidable 316L

  • Aleaciones de cobre

Preguntas frecuentes

  • Rápido: Piezas completamente densas, impresas en minutos.
  • Altamente automatizado: El operario necesita una formación mínima para usar el equipo.
  • Costo: Puede ser competitivo con la fundición metálica tradicional.
  • Puesta en marcha: Rápidamente tanto en planta como en campo abierto.
  • Tensión mínima: Tanto térmica como en tracción.
  • Microestructura: Conserva las características de fase de los polvos metálicos originales.

Hasta 6 kilogramos por hora.

No, utiliza polvo metálico propulsado a una velocidad mucho más rápida que la velocidad del sonido para lograr la unión metálica.

No, únicamente el polvo metálico. No se necesitan pasos adicionales para remover el aglutinante ni tampoco es necesario sinterizar para producir piezas metálicas densas y funcionales.

No hay limitación teórica de tamaño para el proceso CSAM. Sin embargo, debido a que hablamos de polvos metálicos y equipos altamente rápidos y automatizados, hay tamaños y pesos óptimos de piezas.

Los materiales dúctiles son ideales para el CSAM.

No, el CSAM se lleva a cabo normalmente en aire. Gases inertes se pueden utilizar en algunas aplicaciones.

No, para muchas aplicaciones el polvo metálico atomizado con agua y de bajo costo es todo lo que se necesita.

En general, las propiedades de tracción son comparables al material forjado después de un tratamiento térmico adecuado. Debido al mecanismo de unión en el CSAM, los valores de elongación o alargamiento suelen ser bajos. El CSAM naturalmente brinda tensiones de compresión que ayudan en aplicaciones de fatiga.

Dependiendo de la aleación metálica, el CSAM produce piezas con excelentes propiedades eléctricas y térmicas.

Pueden llegar a unos 6 mm (1/4").

Sí, el espesor del revestimiento se puede medir en micras (milésimas de pulgada).

Aplicación destacada

Recubrimiento de cobre metálico

Aplique recubrimientos de cobre a superficies metálicas nuevas o ya existentes para entornos más saludables.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos ha registrado cientos de aleaciones de cobre con declaraciones de salud pública pero ninguna ha sido registrada específicamente para COVID-19. Se requieren pruebas adicionales.

Investigación y desarrollo

El CSAM es un campo activo de investigación en todo el mundo:

La Advanced Manufacturing Alliance de la Universidad Charles Darwin en Australia dice que la tecnología de SPEE3D combina las ventajas del Rociado en Frío, impresión 3D y fundición metálica en una solución única.

'advanced
Ir arriba